martes, 21 de julio de 2009

Beneficios de la luz solar y vitamina D.

Beneficios de la luz solar (Helioterapia).
Helioterapia y embarazo
En esta ocasión hablaremos de la vitamina D; un compuesto de vital importancia para el metabolismo del calcio, que es también un nutriente protagonista y necesario durante el embarazo y la lactancia. Por ello, ahora que piensas en la posibilidad de embarazarte, piensa también en los nutrientes que necesitas para ayudar a tu cuerpo a través de este maravilloso proceso.

¿Por qué es importante la vitamina D?
La vitamina D es responsable del metabolismo del calcio y fósforo, es decir de la adecuada absorción y utilización de dichos minerales.
En nuestro organismo es indispensable para la formación de huesos y dientes. Asimismo, es la encargada de mantener estable el sistema nervioso y el equilibrio de la acción cardiaca.
Durante el embarazo y la lactancia la necesidad de absorción de este nutriente aumenta un 300% para compensar la transferencia de la madre al feto a través de la placenta y durante la lactancia misma.
Así, la vitamina D, es uno de los nutrientes más críticos durante la gestación, pues la deficiencia de ésta se asocia con molestias como: dolores musculares y articulares, disminución del apetito, debilidad y apatía.
En el recién nacido puede causar disminución del crecimiento durante su primer año de vida (raquitismo), enfermedades cardiacas y una carente formación del esmalte de los dientes.

Como ves, la vitamina D resulta de gran importancia para tu próximo embarazo, así que desde ahora refuerza tus niveles consumiendo pescado, aceite de hígado y de bacalao, hígado de otros animales, huevo, mantequilla; y no olvides tomar vitaminas y minerales que tu cuerpo necesitará antes, durante y después de tu embarazo.
La luz del sol también es importante para la producción de vitamina D en la piel. Las condiciones ambientales en las que la exposición a la luz solar es limitada pueden reducir esta fuente de vitamina D. La falta de producción de vitamina D por parte de la piel puede ocurrir si la persona está confinada en espacios interiores, trabaja en lugares cerrados durante las horas de luz o vive en climas con poca exposición a la luz del sol
Podemos resumir los siguientes efectos beneficiosos:

1. Acción psicoeuforizante y antidepresiva por contribuir a la producción de endorfinas por la acción de los rayos luminosos captados por la retina en relación directa con el eje córtico hipotálamo-endocrino, donde los fotones activan y regulan los procesos bioquímicos de la vida con la ayuda de las glándulas endocrinas.
2. Aumento del tono muscular que mejora la potencia y el rendimiento motor, sin aumentar el volumen del músculo.

3. La insolación regular aumenta la amplitud respiratoria.

4. La luz solar activa la elaboración de los hematies (glóbulos rojos) y de la hemoglobina que capta el oxígeno a nivel del pulmón.

5. El baño de luz regular activa el sistema responsable de la inmunidad frente a los micelios y virus alojados en la piel y las mucosas. El sol tiene una acción destructora directa, pero en especial activo todos los procesos defensivos del organismo. La falta de sol es una de las causas de las infecciones que afectan al ser humano.

6. La luz solar, y más concretamente, los rayos UVB transforman la dehidrocolesterina , provitamina subcutánea, en vitamina D3.

7. El sol regula el metabolismo del calcio mediante la vitamina D 3 anteriormente citada.

8. La luz solar activa o nivel de la piel la eliminación del sudor (urea, ácido úrico, sodio) y la eliminación sebácea (grasas mal metabolizadas, lactatos, piruvatos, etc.), contribuyendo a la desentoxicación del organismo .

9. Aumento en la secreción de lasonas sexuales por porte de los ovarios y testículos, con lo que se estimula la vida sexual, aparte de la repercusión orgánica general de estas hormonas.

Para la mujer embarazada es casi obligada la práctica de los baños de sol.
Todos los problemas circulatorios y digestivos que el embarazo lleva consigo, debidos fundamentalmente a la comprensión de los órganos del vientre, hallarán remedio en la helioterapia, ya que se facilitará la digestión y la eliminación de las substancias perjudiciales por transpiración, lo que contribuye a reducir el trabajo del riñón.

Además se producirá un aumento de vitaminas que beneficiará tanto a la madre como al niño, y lo que es muy importante, se regulará el mecanismo de fijación del calcio y del fósforo, que permite una buena formación de los huesos del nuevo ser y evitar la descalcificación de la madre.

Siempre con precaución
Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada